Modelo Alzira

Modelo Alzira

No deja de sorprenderme la capacidad de los políticos para manipular la realidad, con el único objetivo de adaptarla a sus intereses. Aseguran que defienden lo mejor para la mayoría, pero nunca preguntan a esa mayoría. Y se les llena la boca hablando de «lo público» mientras se cargan, a base de decisiones ideológicas, sin ninguna base técnica ni argumento sólido, una sociedad del bienestar que tanto nos ha costado a todos los ciudadanos construir, con nuestro trabajo y con nuestros impuestos. Es por eso que, a pesar de la alta consideración en la que tengo a Ignacio Subías, ilustre diputado socialista de Les Corts y portavoz de Sanidad, no puedo pasar por alto la adulteración de informes públicos, medias verdades y mentiras completas en su artículo El derecho a apostar por la pública, publicado en Levante-EMV el pasado 15 de noviembre.

Modelo Alzira

Le recuerdo, como ya hiciera en este mismo periódico Javier Palau, gerente del Departamento de La Ribera, que el Hospital de La Ribera es y siempre ha sido sanidad pública, por lo que debería formar parte de su «apuesta por lo público», y no ser objeto de sus ataques. Para ser representante en el Parlamento valenciano de uno de los partidos que sustentan el Gobierno, habla mucho del pasado y poco del futuro. Le propongo que hablemos del presente. Porque hoy no viene a cuento quejarse de la información que no le daban hace años o volver a criticar las decisiones que otros tomaron. Hoy es su partido el que toma las decisiones –o al menos, debería serlo– y usted es quien debe explicarlas.

Modelo Alzira

Explique entonces, por favor, por qué en el Portal Ciudadano que tiene la empresa concesionaria figuran los acuerdos de gestión, las memorias, las listas de espera oficiales, la prima per cápita, el estado de las inversiones, auditorías, el informe de la Sindicatura de Cuentas de 2016, encuestas de satisfacción de pacientes y de profesionales, el informe de la Intervención General sobre el control financiero, el plan estratégico para los próximos 10 años y otros muchos documentos al alcance de cualquiera que tenga conexión a internet. Y explique también por qué en el Portal de Transparencia de la Generalitat no aparecen la mayoría de estos documentos ni otros muchos que deberían estar, elaborados por organismos públicos, y mucho menos las auditorías realizadas a las concesiones en los dos últimos años. Porque sí, hay auditorías, controles e informes. Pero no les da la gana publicarlos.

Modelo Alzira

Por cierto. Cuando dice que «desde el PSPV siempre hemos defendido que el sistema concesiones en sanidad no es ni más eficaz ni más eficiente ni de mayor calidad», ¿está usted cuestionando el informe de la Sindicatura de Cuentas que pone en valor la eficiencia y eficacia de las concesiones sanitarias? Porque en ese documento que, por cierto encargó el actual Gobierno de Ximo Puig, se señala que el modelo Alzira ahorra un 25 % del coste a los ciudadanos, con mejores resultados de salud y un servicio mejor valorado por los pacientes.

Modelo Alzira

Y retoma en su artículo un viejo mantra de la izquierda más rancia y primitiva; el «lucro» de las concesionarias. De la misma manera quizás deberíamos cuestionarnos el «lucro» de los políticos que dicen trabajar por el interés general, por una vocación de servicio público. Hasta donde yo sé, salvo los misioneros y los voluntarios, nadie trabaja gratis. Tampoco los diputados, por mucha vocación pública que digan tener.

Modelo Alzira

Por otro lado, me llama mucho la atención cómo dedica una parte importante de su artículo a hablar de los profesionales. ¡Como si alguien nos hubiera preguntado directamente a nosotros! Es muy de políticos el todo para el pueblo pero sin el pueblo. Y así, la conselleria hace unas previsiones para La Ribera que son poco o nada realistas, entre otras cosas porque nadie se ha preocupado de sentarse con los profesionales para valorar las necesidades reales y futuras de La Ribera. Tampoco usted ha aceptado hasta ahora la invitación que le hice el pasado mes de febrero, en una visita que hice a Les Corts, para que viniera al Hospital de La Ribera y viera en persona cómo trabajamos.

Modelo Alzira

Pero quizás lo que más me ha dolido es cuando dice, en referencia a los profesionales de La Ribera, entre los que me incluyo, que «su profesionalidad y su trabajo están reconocidos sin duda por la conselleria». Lo siento, pero me cuesta mucho creer que valoren nuestro trabajo quienes respaldan a un subsecretario de Sanidad que nos llamó «tropa» y «estómagos agradecidos», que nos acusó de usar «productos hacendaño» y de haber sido «contratados a dedo». Porque recuerdo que el alto cargo que hizo estas declaraciones, Ricardo Campos, sigue en su puesto, cobrando, no trabajando gratis por el interés público. Sí que tuvo que dimitir el excomisionado que prometió puestos de trabajo a todos los familiares y amigos de no se sabe muy bien quién.

Modelo Alzira

Si tan preocupado está usted por la calidad de la asistencia sanitaria y tan seguro está de que con la reversión a la gestión directa La Ribera mejorará, ¿por qué no pone en marcha esas medidas en todos los departamentos públicos que ya gestionan de forma directa? Si dicen poder mantener la calidad asistencial que actualmente tienen los ciudadanos de La Ribera, ¿por qué mantienen listas de espera más largas, demoras mayores para pruebas diagnósticas o menos cobertura de vacunación antigripal en todos los departamentos que gestionan ustedes? Aseguran que lo van a saber hacer en La Ribera a partir de marzo de 2018 ¿y no saben hacerlo ya en el resto de la Comunitat Valenciana? Porque tiene gracia que se critique el modelo Alzira, cuyos hospitales tienen las listas de espera más bajas de la comunidad, mientras la conselleria aumenta un 11,6 % el gasto en conciertos con hospitales privados para aliviar apenas las interminables listas de espera de sus propios centros. ¿Es esa su apuesta por «la pública»? Mi apuesta es que no pasen 6 meses para el resultado de una prueba diagnóstica de la que depende la vida de una persona, o que no se tarde un año en dar cita con el especialista o dos años para una intervención quirúrgica.

Modelo Alzira

Mi apuesta, como la de la mayoría de los valencianos, es que los políticos dejen por una vez de pensar en ellos mismos y trabajen para que los ciudadanos tengamos la mejor atención sanitaria posible, independientemente del modelo de gestión. Y en La Ribera la mejor atención sanitaria, ahora mismo, sólo puede garantizarla el modelo Alzira

Para saber más de Modelo Alzira leer levante-emv.com

Modelo Alzira

Modelo Alzira

Salvador Sanchís, director de RRHH de Ribera Salud, defiende el modelo aplicado en el Hospital de Alzira

Modelo Alzira

El modelo Alzira de Ribera Salud en el Hospital de La Ribera es un ejemplo de estudio y gestión para todos. Así lo ha hecho ver Salvador Sanchís Plaus, director de Recursos Humanos de Ribera Salud, en la mesa de trabajo “retos jurídicos en la reversión de los servicios públicos” en el marco del XXIV Congreso Nacional de Derecho Sanitario. Precisamente la reversión que se producirá el 31 de marzo de 2018 ha sido el núcleo del debate, en el que han aparecido más dudas que realidades sobre esta inminente situación.

Modelo Alzira

Tras casi 20 años de gestión, Sanchís Plaus ha explicado que “se trata de un proceso de reversión sin antecedentes y que está sujeto a un debate en el que se contradicen los informes de la administración valenciana, ya que la misma evalúa la gestión como un modelo eficiente”.

Modelo Alzira

Ejemplo de ello, según Sanchís Plaus, los trabajadores de modelo Alzira “tienen unas garantías que no disfrutan el resto de trabajadores de la administración pública”. “Mayor estabilidad, mejores retribuciones, mejores incentivos, o el reconocimiento de la carrera profesional para los trabajadores temporales, -en la administración pública no se reconoce esta condición-, o mantener al casi el 90 por ciento de su personal en categoría de indefinido, son algunos de los ejemplos sobre los que se fundamenta el modelo de Ribera Salud”, explica.

Modelo Alzira

Según los datos expuestos por el director de Recursos Humanos, “Ribera Salud tiene el mejor convenio colectivo firmado en España, que deberá ser mantenido por la Consejería de Salud valenciana, mínimo hasta el 31 de diciembre de 2018, fecha en la que se extinguiría”. Este aspecto más jurídico que administrativo ha sido aclarado por Manuel Alegre Nueno, magistrado de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, que ha explicado las complicaciones legales que trae la reversión del modelo Alzira, tanto para los trabajadores como para los ciudadanos.

Modelo Alzira

Marco jurídico

Desde un análisis estrictamente técnico-jurídico, afirma Alegre Nueno en su intervención, “el futuro es negro para este proceso”. El magistrado explica que la normativa que regula la reversión ha cambiado con la entrada en vigor la Ley de Presupuestos de 3/2017, en concreto en su disposición 26 la cual implica las “limitaciones a la incorporación de personal laboral al sector público”. Dicha disposición se establece a raíz de las denominadas remunicipalizaciones que permitían pasar el personal indefinido no fijo a personal público.

Modelo Alzira

Los ponentes antes de comenzar la mesa de trabajo.

Modelo Alzira

Esta disposición es la que afectará directamente al marco jurídico del personal de Alizara. “¿Qué significa el artículo 44 del Estatuto de los trabajadores? La aplicación de esta norma tiene tres grandes efectos. En primer lugar, la Generalitat se subroga en los derechos y obligaciones que tenía la empresa, tendrá responsabilidad solidaria de las obligaciones laborales y el mantenimiento del convenio colectivo en vigor, que en este caso la Consejería de Sanidad debe cumplir, salvo que se negocie un nuevo acuerdo antes del 31 de diciembre de 2018”, subraya Alegre Nueno.

Modelo Alzira

Si de por sí la situación es compleja, el experto en Derecho del Trabajo suma una hipótesis más. “Si no se renegocia el convenio, este entrará en marcha de “ultraactividad”, ya que a los trabajadores de Alzira no se les podrá imponer el convenio colectivo laboral de la Generalitat Valenciana. Además de la problemática que supone de por sí cumplir el convenio laboral con las condiciones acordadas y fijadas por Ribera Salud, en el que se contempla una subida salarial del 2 por ciento y el incremento de plazas indefinidas. Supuestos que la Generalitat no puede asumir por presupuestos”, recalca.

Modelo Alzira

¿Y el trabajador?

El presidente de CSIF, Miguel Borra Izquierdo, ha explicado que “la figura del personal indefinido no fijo perderá el carácter que tenía hasta el momento con la aprobación de la ley 3/2017. Esto aviva aún más la incertidumbre al no saber cuál será el futuro de estos trabajadores”, señala el sindicalista.

Modelo Alzira

En esta línea, Borra califica la decisión de no prorrogar la concesión con Ribera Salud de una “decisión política”. “Para nosotros la nueva gestión deberá mantener y garantizar los puestos de trabajo, mantener la cartera de servicios, no incrementar el coste del servicio sanitario, en caso contrario actuaremos”, concluye el presidente de CSIF.

Para saber más de Modelo Alzira leer redaccionmedica.com

Por tercer año consecutivo, Harvard estudia el modelo Alzira de Ribera Salud

Modelo Alzira

El modelo de gestión Ribera Salud ha sido elegido por tercer año consecutivo por Harvard Bussiness School como caso de estudio en las sesiones de ‘Learning by doing’ (aprender practicando), según informa la empresa a través de un comunicado. La primera vez que Ribera Salud se presentó como “Método del Caso” en Harvard, fue en 2015.

Modelo Alzira

Modelo Alzira

Alberto de Rosa, consejero delegado de Ribera Salud, ha acudido a la sede de la universidad en Boston (Massachusetts) para impartir una conferencia sobre la sostenibilidad del sistema sanitario público a nivel global y explicar las ventajas de la colaboración público-privada y la aportación del modelo de Ribera Salud en la gestión de la sanidad. Así, ante un auditorio de profesores de la Universidad de Harvard y expertos internacionales, De Rosa ha resumido que “la combinación de la tecnología, conocimiento, la experiencia y los recursos nos permiten dar un salto cualitativo en nuestra visión de lo que puede ser la sanidad del futuro y ofrecer soluciones mucho más potentes”.

Modelo Alzira

El primer contacto entre Ribera Salud y Harvard se produjo en 2013, cuando Regina Herzlinger, profesora del Máster in Business Administration (MBA), visitó el Hospital Universitario de La Ribera, para conocer de primera mano el modelo concesional sanitario conocido internacionalmente como ‘Modelo Alzira’.

Modelo Alzira

Para seleccionar los casos prácticos a estudiar, Harvard Bussines School dispone de una red de centros de investigación por todo el mundo (París, Tokio, Hong Kong, Shangai, Buenos Aires, Sao, Paolo, Bombai y Estambul) con expertos sobre el terreno que identifican las compañías que consideran interesante diseccionar. En el caso de España han sido estudiadas otras compañías líderes como Telefónica, Mercadona, Inditex o Mango, entre otras.

Modelo Alzira

Modelo Alzira

Ribera Salud Ribera Salud es un grupo empresarial de gestión sanitaria fundado en 1997. Está especializado en el desarrollo de iniciativas de colaboración público-privadas (PPP) en el ámbito de la salud en España y cuenta con varios proyectos a nivel nacional e internacional.

Modelo Alzira

En la Comunidad Valenciana, gestiona bajo el sistema PPP, conocido como ‘Modelo Alzira’, cuatro hospitales: Hospital Universitario de La Ribera en Alzira, Hospital Universitario de Torrevieja, Hospital de Denia  y Hospital Universitario del Vinalopó en Elche.

Un modelo que el PSOE y Compromís no quieren

Curiosamente, mientras los alumnos de la universidad más prestigiosa del mundo estudian el modelo de gestión público-privada de la compañía valenciana, la consellera de Sanidad Carmen Montón lo quiere revertir. De hecho el gobierno autonómico ya notificó a los gestores de Ribera Salud que no se renovará la concesión del hospital de Alzira y de los centros de atención primaria,  a la finalización del contrato actual, el 1 de abril de 2018.

Modelo Alzira

Modelo Alzira

El Hospital Universitario de La Ribera bajo un modelo pionero en España de colaboración público-privada sujeto a una concesión administrativa, ofrece atención sanitaria,  a más de 250.000 ciudadanos de los 35 municipios de la comarca de La Ribera.

Modelo Alzira

La última auditoría realizada por la Sindicatura de Cuentas para los ejercicios 2009-2016 concluye que el ‘Modelo Alzira’ ahorra un 25% a la sanidad valenciana, y según informa la compañía “ofrece mayor calidad asistencial a los pacientes con menos demoras y  listas de espera, es mayor la inversión por ciudadano y el grado de satisfacción es más alto”.

Para saber más Modelo Alzira leer esdiario.com

Modelo Alzira

Modelo Alzira

La Fundación Gaspar Casal ha hecho balance sobre el modelo Alzira en la presentación de su último libro, en el que se valoran de forma académica las concesiones realizadas en la Sanidad valenciana, dentro del debate político todavía vigente sobre las colaboraciones público privadas (CPP).

Modelo Alzira

La obra fue presentada por el presidente de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), Emilio de Benito. En sus palabras introductorias, destacó la pasión que suele acompañar a los debates sobre CPP, al menos desde hace dos décadas en el país. Además, celebró que se presentara un trabajo con el que los informadores de la salud podrán acceder a información poco frecuente, sin que tengan que hablar o escribir de oídas, como ocurre, puso por caso, al tratar sobre los datos de libre elección de médico o centro asistencial en la Comunidad de Madrid, a lo que añadió su satisfaccción por encontrar en la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) un oasis en el que no tener que hablar forzosamente de la cuestión catalana.

Alberto de Rosa

EVALUAR Y PUBLICAR RESULTADOS

El director general del Grupo Ribera Salud, Alberto de Rosa, inició su exposición con la afirmación de que todo el mundo quiere, desde la gestión directa o indirecta, preservar el Sistema Nacional de Salud (SNS) como un bien común a todos los ciudadanos. Este es un interés compartido que debe mover a todas las instancias a evaluar los distintos modelos de gestión de cara a mostrar sus resultados a toda la ciudadanía, según afirmó.

Modelo Alzira

En materia de CPP, Alberto de Rosa estima que se diluye poco a poco la acusación de que no dispone de literatura científica sobre el tema, ya que además del libro de la Fundación convocante, también existen importantes trabajos realizados por las universidades Carlos III de Madrid y la estadounidense Berkeley, además de la de Harvard, del mismo país, que dedicó un caso específico al modelo Alzira.

OBLIGACIÓN DE GOBERNANTES

Prosiguió el director general del Grupo Ribera Salud con la aseveración de que ahora los retos no son locales, sino globales en lo tocante a la asistencia sanitaria. Para dar respuesta a los mismos, añadió, países como Estados Unidos, Reino Unidos, Holanda y muchos de América Latina se afanan para ensayar fórmulas imaginativas de gestión, ya que no existe una que sea mágica y responda a todos los interrogantes, ya que, en su opinión, la obligación de los gobernantes es dar respuesta siempre a las necesidades de los administrados. Por ello, deberían evitar caer en estériles confrontaciones entre modelos, y aprovechar lo mejor de cada uno, explicó.

Modelo Alzira

Con el temor de que el debate sobre las CPP acompañe siempre a la actualidad, De Rosa esbozó la evolución del modelo Alzira, con el telón de fondo de su extinción prevista para el año 2018. Según expresó, el actual Gobierno de la Comunidad Valenciana no ha prestado oídos al informe de la Sindicatura de Cuentas del Reino de Valencia (SINDICOM), a pesar de que fue requerido por su propia Consejería de Sanidad Universal y Salud Pública, a cuyo frente está la socialista Carmen Montón.

Modelo Alzira

Tal como refirió el director general de eshttp://www.elseisdoble.com/vernoticia/40842/la_ribera_registra_una_demora_media_para_consulta_con_el_especialista_de_18_dias_menos_que_el_resto_de_hospitales_publicos_te grupo sanitario, fue lamentable que se tomara la decisión de no renovar el contrato de concesión con el Grupo Ribera Salud, a pesar de que el referido informe acreditó que el modelo Alzira logró hasta un 25 por ciento de ahorro para las arcas públicas, con un alto índice de satisfacción en los pacientes y buenos indicadores de salud.

Emilio de Benito

UN LIBRO A COMPLETAR

Además de recalcar la imparcialidad y buen criterio científico de la Fundación Gaspar Casal, el responsable del Grupo Ribera Salud reconoció que el libro aún hubiera sido mejor si las Consejerías valencianas de Sanidad y Transparencia hubiesen aportado datos de la región con los que comparar la investigación. Esta es una aspiración que De Rosa desea poder cumplir en un futuro no demasiado lejano, en el que los ciudadanos puedan conocer los datos de todos los centros asistenciales, públicos y privados, debido a que, según sus palabras, es necesario tender a nuevos modelos de gobernanza, que eviten caer en esquemas de hace tres décadas.

Modelo Alzira

También tuvo De Rosa algunas palabras para transmitir la inquietud de los 2.000 profesionales que hasta 2018 habrán trabajado en régimen de concesión, al tiempo que avisó que el Grupo Ribera Salud sabrá ejercer los derechos que le corresponden ante una decisión política no compartida y de gran impacto para una parte importante de los valencianos.

DIFERENCIAS ENTRE MADRID Y VALENCIA

Consultado por Acta Sanitaria, De Rosa distinguió entre los modelos de CPP habidos en la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana. Fundamentalmente, señaló como principal diferencia que, en su región, se optó por un esquema más integral, al incluir la Atención Primaria, mientras que en la madrileña los contratos fueron más modernos, en los cuales, por ejemplo, ya se incluyeron cláusulas de penalización para las empresas concesionarias.

Juan del Llano

COMPARAR LOS HOSPITALES

El director de la Fundación Gaspar Casal, el doctor Juan del Llano, situó el libro en la tradición de la entidad, últimamente dedicada también a comparar los secretos de cinco hospitales con distintas personalidades jurídicas.

Modelo Alzira

Como editor y coautor de la obra, Juan del Llano considera una obligación contestar a preguntas del SNS que todavía no tienen respuesta, así como hacer un completo ejercicio de evaluación por comparación de la Valencia de ayer y la de hoy. Ello es algo que, lamentablemente, no fue posible, según reconoció con resignación.

EL LIBRO EN SUS ESENCIAS

Como desglosó el director de la Fundación, la primera parte del libro repasa los tímidos conatos de reforma sanitaria que ha vivido España desde los tiempos de José Manuel Romay Beccaría como ministro de Sanidad, para un mejor conocimiento de la macrogestión y mediante el uso de análisis DAFO (Debilidades, Amenzas, Fortalezas y Oportunidades) y CAME, consistente en corregir, afrontar, mantener y explorar. De ello, el libro extrae enseñanzas como que el modelo concesional sólo afecta al 3 por ciento de toda la red asistencial nacional, o como que dicho parque hospitalario no podría haberse levantado sin las distintas experiencias de CPP.

Modelo Alzira

De la segunda parte, destacó el ponente la torrencial aportación del profesor Guillem López Casanovas, ponente en la presentación del libro. para quien la sociedad tiene de derecho de conocer los pros y contras de cada servicio, de forma que es necesario que haya una evaluación permanente y una rectificación siempre que sea menester con medidas correctoras, algo que considera una gran asignatura pendiente, todavía.

De igual forma, Del Llano elogió las aportaciones de Jordi Colomé sobre los indicadores de resultados, la de Sergio García Vicente, en recursos humanos, y la de Salvador Peiró en política sanitaria, análisis de eficiencia y contratos, dentro de un extraordinario esfuerzo de “comparatividad de las comparaciones”. Todo ello sin olvidar la aproximación empírica realizada por el ya citado Guillem López Casanovas.

Guillem López Casanovas

SUPERAR RECELOS

Durante su turno, el catedrático de Economía de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona, López-Casanovas, considera que el modelo concesional no rompe el aseguramiento público ni su catálogo. Como uno de los coautores del trabajo, y editor junto a Del Llano, confesó que tuvo que superar cierto miedo escénico para adentrarse como investigador en un terreno del que sólo se oía hablar de contubernios, contratos mal hechos y atención selectiva según la gravedad de los pacientes. Sin embargo, sostuvo que pudo sobreponerse a todo ello porque considera que allí donde hay claroscuros, hay que llevar la luz de la ciencia.

Al no poder comparar entre valencianos, López Casanovas recurrió a hacerlo entre los centros sanitarios de Valencia con los de Cataluña. De esa experiencia, dedujo que la gestión directa practicada en Alzira resultó más productiva y eficiente, amén de despertar una mayor satisfacción en los pacientes y usuarios; aunque los hospitales concesionarios valencianos resultaron algo más baratos que los privados catalanes y más funcionales que los concertados y públicos de la comunidad autónoma vecina. Ello no le impidió matizar al decir que las concesiones quizás parecieron mejor, ante los muchos fracasos de la gestión directa o pública.

Sergio García Vicente

VUELVA USTED MAÑANA

El consultor y docente en gestión sanitaria y clínica, Sergio García Vicente, reivindicó el derecho de los ciudadanos a conocer en qué se gasta cada euro de sus impuestos aunque, en su opinión, se haya pasado del “vuelva usted mañana” al “hágaselo usted mismo”. Como vecino de Valencia, relató su triste experiencia en un departamento sanitario, lindante con Alzira, al que pudo finalmente cambiar, tras un espera de 15 meses, de los que 11 fueron por temas burocráticos.

En relación con el libro, del que es coautor, Sergio García Vicente detalló la parte relacionada con los recursos humanos. En ese terreno, afirmó que, entre los modelos salariales de la gestión directa e indirecta, resultaron más favorables para los profesionales los de la segunda, en virtud de sus incentivos y su mayor versatilidad para el desarrollo profesional.

En un plano más general, García Vicente rechazó que se hable tanto de la CPP en Valencia, cuando en Andalucía la concertación alcanza a municipios enteros, y se sorprendió de que en la isla de El Hierro haya un hospital para 10.000 personas que pagan los lugareños, y el resto de los españoles.

Antonio Burgueño

EFICIENCIA DEMOSTRADA

Como uno de los principales artífices del modelo Alzira, Antonio Burgueño habló, desde el público, en términos de eficacia demostrada. Puso el ejemplo de las 630 camas del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia, que se cerraron para volverse a abrir en Alzira, aunque sólo en número de 300, con una exigencia de atender 15.000 ingresos, a los que se sumaron 7.000 más por la buena gestión realizada.

Tras ironizar con que los modos de trabajar en la pública son muy bien valorados por sus mismos responsables, Antonio Burgueño lamenta que los excedentes moneratios no se tradujeran en mejoras salariales para los profesionales de Alzira, algo que, según su criterio, habría resuelto las controversias todavía vigentes. Este es un argumento que fue rebatido por De Rosa, para quien las tablas de retribución de Alzira fueron, y todavía son, mejores que las de la Sanidad Pública, gracias a un correcto sistema de incentivos.

Julián García Vargas

PERPECTIVA HISTÓRICA

También durante el turno de preguntas intervino el exministro de Sanidad, Julián García Vargas, quien deseó la mejor de las suertes al nuevo libro ‘Colaboración público-privada en Sanidad, el Modelo Alzira‘. El político no encontró razones para explicar por qué existe tanta hostilidad en el país hacia el hecho de ganar dinero en temas sanitarios, cuando es algo que no suscita enconamientos en otros sectores, como la dependencia yla educación.

Para saber más del Modelo Alzira leer actasanitaria.com

 

Modelo Alzira

Modelo Alzira

Los últimos datos de lista de espera publicados por la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana relativos al mes de junio, los cuáles han registrado un aumento en el número de personas y los días de espera, han provocado el rechazo y la crítica de la asociación Sanitat Sols Una, formada por trabajadores del Hospital de La Ribera y ciudadanos que defienden el modelo Alzira.

La asociación defiende las actuaciones que se realizan en La Ribera:
“damos resultados en media hora mientras la incompetencia de Montón demora diagnósticos”

En un comunicado publicado este jueves, la asociación culpa de estas cifras a Carmen Montón, consejera de Sanidad Universal y Salud Pública de la Generalitat Valenciana, calificando su gestión en este aspecto de “desastrosa” o “nefasta”.

Modelo Alzira

En este sentido, Sanitat Sols Una defiende las actuaciones que se están realizando en el Hospital de La Ribera, centro gestionado por el grupo Alzira y que Montón ha anunciado que quiere revertir. La asociación pone de ejemplo que en este hospital “damos resultados en media hora mientras la incompetencia de la consellera Carmen Montón demora diagnósticos durante meses, como está sucediendo en Castellón con el cribado de cáncer de mama”.

Modelo Alzira

Así, se cuestionan: “¿Y quiere acabar con el modelo Alzira, el modelo que permite mejorar la atención a los pacientes y darles una sanidad cada vez con más calidad?” Para esta asociación “no tiene ningún sentido” las pretensiones de Montón sobre el Hospital de La Ribera.

Modelo Alzira

Finalmente, los trabajadores de este centro consideran “imperdonable” la actitud de Montón ya que desde la propia Consejería abrían manifestado que “seguirán trabajando exactamente igual que esta hora, es decir, mal”.

para saber más de Modelo Alzira leer consalud.es

Modelo Alzira

Modelo Alzira

La asociación SanitatSolsUna ha superado las 20.000 firmas de apoyo al modelo Alzira y al Hospital de La Ribera en la plataforma digital change.org, a las que se suman más de 1.600 adhesiones de las diferentes categorías del hospital y de ciudadanos que rechazan la reversión a la gestión pública.

Los promotores de la asociación consideran “un éxito” esta iniciativa que ha conseguido movilizar a un gran número de pacientes y vecinos de La Ribera, pero también simpatizantes del modelo Alzira en otras comunidades y países, según un comunicado de la entidad.

Modelo Alzira

“La gente empieza a estar harta de que los gobernantes coarten su libertad de elección en Sanidad, como también está pasando en Educación”, han señalado.

El llamamiento en defensa del modelo Alzira fue presentado por uno de los impulsores de la asociación, Jordi Caplliure, a comienzos del mes de abril, y menos de tres meses después se ha conseguido superar los 20.000 apoyos.

“Todas estas firmas demuestran que la Conselleria de Sanidad ha tomado una decisión errónea con la reversión del Hospital de La Ribera, en contra del deseo de la mayoría de los profesionales y ciudadanos de La Ribera y del resto de la Comunitat”, han señalado desde SanitatSolsUna.

Porque, añaden, “su ataque al Hospital de La Ribera se extenderá a continuación al resto de hospitales del modelo: Torrevieja, Vinalopó, Denia y Manises”.

“Comercios, farmacias, asociaciones de pacientes y particulares se están volcando estos meses en mostrarnos su apoyo a un modelo de gestión para su hospital, que defienden como tan público como el que más, y que funciona muy bien, por lo que no quieren que cambie”, aseguran desde la asociación.

A su juicio, “nadie comprende por qué la Conselleria de Sanitat sigue empeñada en cargarse un modelo que funciona; un modelo que cuenta con el apoyo de la mayoría de profesionales y ciudadanos; un modelo que ahorra un 25 % del coste a los ciudadanos, según el Síndic de Comptes”.

Modelo Alzira

También afirman que es un modelo “con las listas de espera más reducidas de la Comunitat -dos meses menos de media que en los hospitales de gestión directa-, y con los mejores índices de satisfacción y eficiencia. Todo ello avalado por la propia Conselleria en sus informes”.

Desde SanitatSolsUna aseguran que van a seguir “defendiendo el modelo Alzira y el Hospital de La Ribera de Carmen Montón y de todos aquellos que intenten desprestigiarlo, porque con sus ataques nos atacan a los profesionales y siguen sin darnos garantías por escrito de la continuidad de nuestros puestos de trabajo en las mismas condiciones que en la actualidad y sin tener que opositar”.

Por ello, afirman, “no vamos a dejar de intentar que la Conselleria de Sanidad reconsidere su decisión, puesto que la reversión a la gestión directa no sólo no beneficia a nadie sino que perjudica claramente a los profesionales y a los ciudadanos de todo el departamento de salud”.

Para saber más de Modelo Alzira leer lavanguardia.com