Antonio Hernandez Mancha

Antonio Hernandez Mancha

No se ponen de acuerdo. Ni aún está claro si es mejor para el centro derecha tener un partido o dos

Antonio Hernandez Mancha

En enero de 2019 se cumplirán 30 años desde la refundación del PP, y algunos consideran que sería un buen momento para volver a refundarlo. En estos tiempos de la nueva política ya no se entiende aquella refundación, que contribuyó a que el centro y la derecha dejaran de perder elecciones contra Felipe González, una tras otra, y así desde 1982 a 1996. La refundación se gestó porque la AP de Manuel Fraga ya estaba harta de perder, y porque les salió mal el intento de rejuvenecerla con Antonio Hernández Mancha como líder. Fraga volvió a tomar las riendas, pero el que iba a mandar era un muchacho llamado José María Aznar, al que colocó como vicepresidente de su partido.

Había seis vicepresidentes, para despistar: José María Aznar, Miguel Herrero, Abel Matutes, Marcelino Oreja, Félix Pastor e Isabel Tocino. Unos duraron más que otros. En 1990, un año después de refundarse, organizaron el congreso de Sevilla, donde Aznar fue elegido líder. Unos meses antes, en octubre del 89, ya había sido candidato a presidente del Gobierno para las elecciones generales. No las ganó, pero empezó a ensayar aquello de “¡Váyase, señor González!”, que le salió bien en 1996, tras el pacto del Majestic con la CiU de Pujol y el PNV.

Antonio Hernandez Mancha

¡Ay, las vueltas que da la vida! Aznar supo aglutinar en el nuevo PP los restos del naufragio de AP y a políticos procedentes de la UCD de Suárez, que ya había naufragado antes. De la necesidad hizo virtud. Después han pasado muchas cosas. Lo peor que le ha pasado al PP es que era especialmente fuerte en Madrid y la Comunidad Valenciana, pero se lo han cargado, por culpa de los que trincaron y se les vio el plumero. Así que ahora Ciudadanos les puede ganar en Madrid y Valencia, según algunas encuestas. Y sólo eso ya bastaría para refundarlos otra vez.

Antonio Hernandez Mancha

Esta semana, antes de lo otro, se hablaba del fuego amigo y el linchamiento a Cristina Cifuentes. Precisamente Rajoy le encargó a la dimitida que limpiara el PP madrileño. Pero no se puede presumir de transparencia si sabes que hay imágenes de cleptomanía por medio. En un periódico amigo ya habían publicado la curiosa evolución estética de la cara de Cristina, con o sin cremas, antes del horror en el supermercado.

Antonio Hernandez Mancha

¿Y cómo sería esa refundación? ¿Y cuándo? Los gurús y los enterados no se ponen de acuerdo. Ni aún está claro si es mejor para el centro derecha tener un partido o dos. A la fuerza ahorcan, dicen otros. Lo primero es saber si son de los suyos.

Para saber más de Antonio Hernandez Mancha leer malagahoy.es

Antonio Hernandez Mancha

Antonio Hernandez Mancha

La mayoría absoluta del PP bloquearía la iniciativa del PSOE. Sólo se han presentado dos en democracia y ninguna tuvo éxito

Antonio Hernandez Mancha

Un candidato a presidente del Gobierno, un proyecto alternativo y los votos suficientes. Así resumía Alfonso Alonso, portavoz del PP en el Congreso, los requisitos para sacar adelante una moción de censura. Lo hacía el pasado viernes, días antes de que el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunciara este martes su intención de recurrir a este mecanismo si Rajoy se niega a comparecer en el Parlamento por el «caso Bárcenas».

Antonio Hernandez Mancha

La moción de censura es una «rara avis» dentro de la vida parlamentaria española, una herramienta arriesgada con la que el Congreso puede retirar su confianza al presidente del Gobierno. Pero más que un examen al Ejecutivo, se trata de una evaluación a la oposición, pues quien presenta una moción de censura tiene además que proponer a su propio candidato a la Presidencia.

Antonio Hernandez Mancha

El Reglamento del Congreso especifica que para ser admitida a trámite, la moción de censura debe ir firmada por 35 diputados —que, si fracasan, no podrán volver a presentar otra moción en el mismo periodo de sesiones—, y para salir adelante precisa de la mayoría absoluta de la Cámara, es decir, el voto de al menos 176 diputados.

Antonio Hernandez Mancha

Superar la moción implica la sustitución del presidente del Gobierno. Pero para llegar a la votación —que debe celebrarse, como mínimo, cinco días después de haberse presentado la moción— es necesario un debate previo, que puede prolongarse durante varios días y comienza con la intervención de quien impulsa la moción. Y aunque Rubalcaba ha asegurado que recurre a este mecanismo para forzar a Rajoy a hablar sobre Bárcenas en el Parlamento, lo cierto es que ni siquiera es necesario que el presidente del Gobierno esté presente.

Antonio Hernandez Mancha

La tercera de la democracia

Antonio Hernandez Mancha

La Carrera de San Jerónimo tan sólo ha sido testigo de dos mociones de censura en democracia y las dos fracasaron. La primera se presentó en 1980, con la Constitución de 1978 prácticamente recién estrenada y Adolfo Suárez en el Gobierno. Fue una iniciativa del PSOE, que propuso como candidato alternativo a Felipe González en un debate que se prolongó durante veinte horas y en el que Alfonso Guerra defendió la iniciativa socialista. Tres días de discusión, del 28 al 30 de mayo, que culminaron con la votación: 166 votos en contra, 152 a favor, 21 abstenciones y 11 ausencias.

Antonio Hernandez Mancha

La segunda moción de censura llegó en marzo de 1987, con Felipe González ya en su segunda legislatura al frente del Gobierno. La presentó Alianza Popular y fue defendida en el Congreso por Juan Ramón Calero. Su candidato alternativo, el entonces presidente de la formación Antonio Hernández Mancha, ni siquiera pudo estar presente en el debate por no ser diputado. También fracasó y sólo fue apoyada por 67 diputados, insuficientes frente a los 195 votos en contra y 77 abstenciones que cosechó.

Antonio Hernandez Mancha

Ninguna de esas dos mociones tenía realmente como objetivo dar un vuelco al Parlamento y cambiar al inquilino de La Moncloa. Ambas se impulsaron con la idea de presentar a sus candidatos ante la opinión pública y ambas, también, tenían en mente el desequilibrio de fuerzas al que se enfrentaban en el Congreso.

Antonio Hernandez Mancha

Apoyo insuficiente

Antonio Hernandez Mancha

Las cuentas no cuadraron entonces y tampoco lo hacen ahora. El PP, con 185 diputados, disfruta de una mayoría absoluta que bloquearía la virtual moción de censura que pudiera presentar el PSOE con sus 110 diputados, incluso en el caso de que los socialistas consiguieran el apoyo de los demás los grupos de la Cámara.

Antonio Hernandez Mancha

El PSOE ya ha comenzado a sondear al resto de grupos de la oposición, aunque el resultado de los contactos se prevé desigual. UpyD recibió este martes el anuncio de Rubalcaba con satisfacción porque, según afirmó Rosa Díez, la moción de censura es «el único medio posible para forzar» un debate parlamentario sobre el «caso Bárcenas». El apoyo de IU, que pide la dimisión de Rajoy y la convocatoria de elecciones, es más dudoso. Cayo Lara aseguró que su grupo decidirá su voto cuando la moción se haya formalizado, una valoración prudente con la que coincidieron ERC, BNG y Geroa Bai. Desde CiU, que también pide explicaciones a Rajoy sobre Bárcenas, Josep Antoni Duran Lleida cerró la puerta a un posible apoyo de su formación a los socialistas al afirmar que no firmarían la moción, aunque «respetan» la decisión del PSOE de presentarla.

Para saber más de Antonio Hernandez Mancha leer abc.es

Antonio Hernández Mancha

Antonio Hernández Mancha

Antonio Hernández Mancha deja la constructora española por posibles incompatibilidades con su despacho de abogados.

Antonio Hernández Mancha

Antonio Hernández Mancha ha dejado su puesto en el consejo de administración de Isolux Corsán. De acuerdo a fuentes cercanas al expresidente de Alianza Popular (actual PP), este ha abandonado el cargo en la constructora española por posibles incompatibilidades que podrían surgir con su labor en su despacho de abogados, situado en Madrid

Antonio Hernández Mancha

Isolux fichó como consejero al expolítico extremeño en enero de 2009. Hasta ahora compartía puesto en el consejo de la compañía presidida por Luis Delso con otros profesionales con perfiles en los que se mezcla la experiencia empresarial y la política. Como Javier Gómez-Navarro, que ha sido presidente de Viajes Marsans y Aldeasa, y ministro de Comercio y Turismo entre 1993 y 1996; Ángel Serrano Martínez-Estéllez, que ha sido consejero de Repsol, del Instituto de Crédito Oficial (ICO), del Instituto Nacional de Industria (INI) y de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), y que fue Subsecretario del Ministerio de Comercio y Turismo y de 1988 a 1993; Jordi Mercader Miró, que ha presidido compañías como AgbarAdeslas, y fue también presidente de organismos públicos como Empresa Nacional Bazán de Construcciones Navales Militares y del Instituto Nacional de Industria; o Salvador Alemany, presidente de Abertis, entre otros.

Antonio Hernández Mancha

Hernández Mancha es abogado del Estado y ocupa también un puesto en el consejo de Enagas. Es miembro de la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid, presidente fundador de Apple Energy Group Iberia; miembro del Consejo Asesor de M&A Arcano. Presidió AP entre 1986 y 1989. Entre mediados del pasado año y principios de 2015 a través de su despacho representó los intereses de fondos extranjeros que se interesaron en comprar la participación de la Sepi en Indra, del 20%, una operación que no se llevó a cabo.

Antonio Hernández Mancha

Isolux Corsan ingresó en 2014, según los datos que aporta el grupo en su web, 2.128 millones de euros y está presente en 40 países. La compañía, además de en el sector de la construcción, está metida en el negocio concesional de autopistas, líneas de transmisión y energía solar fotovoltaica.

Antonio Hernández Mancha

La salida de Hernández Mancha no se produce en el mejor momento del grupo de Luis Delso. El pasado año registró 42 millones de pérdidas(frente a los 2,6 millones perdidos en 2013) y acumulaba un pasivo total de 4.576,8 millones.

Para saber más de Antonio Hernández Mancha leer vozpopuli.com

Antonio Hernandez Mancha

Antonio Hernandez Mancha

El líder de Podemos reconoce ante su dirección que la iniciativa puede no salir bien

Antonio Hernandez Mancha

Antonio Hernández Mancha

Antonio Hernández Mancha

Rivera debe reflexionar su alianza con Podemos para la propuesta de reforma de la Ley Electoral

Antonio Hernández Mancha

Conocí a Mariano Rajoy cuando coincidimos en el Comité Ejecutivo de AP, en la presidencia de Antonio Hernández Mancha. Él era entonces vicepresidente de la Xunta, que presidía Fernández Albor y no faltaba a las reuniones cuando era convocado. Su sentido común y del humor era alabados por todos y a estas cualidades parece que se les han unido otras que antes no necesitaba, como es la templanza del ánimo o, si se prefiere, la resistencia. Las últimas noticias que ha recibido no son buenas, porque buena no es la encuesta de Metroscopia que indica que, en caso de celebrarse ahora, elecciones, C’s superaría al PP. Tampoco es buena noticia la que se publica con profusión y extensión en todos los periódicos nacionales en la que, aunque sea sin aportar una sola prueba, Granados, del PP madrileño, actualmente en prisión, acusa a la ex presidenta de la comunidad, Aguirre, y a la actual, Cifuentes, de haber financiado irregularmente sus campañas. Estas acusaciones, unidas a las que se formularon en el PP valenciano, han debido influir en que a los habituales comentaristas críticos de Rajoy se unan más.

Antonio Hernández Mancha

Rajoy debe encontrar fuerzas para su resistencia en que las encuestas se hacen para crear estados de opinión y que la demoscopia, faltando tanto tiempo para la expiración natural de la legislatura, no puede determinar la política nacional. Sobre todo, porque la encuesta de CIS sitúa al PP en intención de voto por encima de C’s. En cuanto a financiación irregular, el Tribunal de Cuentas ha rechazado la contabilidad de C’s por sobrevalorar gastos y figurar donaciones en especie. Esto de la financiación irregular es una de las lacras de nuestra política porque, aunque con escasos reflejos mediáticos en la prensa (salvo en la andaluza), también se está enjuiciando el caso de los ERE, que afecta al PSOE.

Antonio Hernández Mancha

Es natural el interés que despierta C’s, con un líder joven y con una política que ya tiene el mérito de haber ganado elecciones autonómicas en el lugar menos favorable a los partidos nacionales. Pero Rivera debe reflexionar su alianza con Podemos para la propuesta de reforma de la Ley Electoral, ya que esto ocasionaría una fragmentación del voto y un país ingobernable.

Antonio Hernández Mancha

Mientras, Pedro Sanchez, a cuyo partido también perjudicaría esa reforma de la Ley Electoral, prepara una modificación de los estatutos de su partido para que sean las bases los que decidan los pactos de gobierno, así como para votar la investidura de otros partidos. Con la modificación, mayor poder para el secretario general, que sólo podrá ser destituido por la militancia. De democracia representativa a la asamblearia.

Para saber más de Antonio Hernández Mancha leer diariodejerez.com

Antonio Hernández Mancha

Antonio Hernández Mancha 

El expresidente de Alianza Popular deja la constructora española por posibles incompatibilidades con su despacho de abogados.

Antonio Hernández Mancha

Antonio Hernández Mancha ha dejado su puesto en el consejo de administración de Isolux Corsán. De acuerdo a fuentes cercanas al expresidente de Alianza Popular (actual PP), este ha abandonado el cargo en la constructora española por posibles incompatibilidades que podrían surgir con su labor en su despacho de abogados, situado en Madrid.

Antonio Hernández Mancha

Su marcha no se produce en el mejor momento del grupo, ya que el pasado año registró 42 millones de pérdidas

Antonio Hernández Mancha

Hernández Mancha es abogado del Estado y ocupa también un puesto en el consejo de Enagas. Es miembro de la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid, presidente fundador de Apple Energy Group Iberia; miembro del Consejo Asesor de M&A Arcano. Presidió AP entre 1986 y 1989. Entre mediados del pasado año y principios de 2015 a través de su despacho representó los intereses de fondos extranjeros que se interesaron en comprar la participación de la Sepi en Indra, del 20%, una operación que no se llevó a cabo.

Antonio Hernández Mancha

Isolux Corsan ingresó en 2014, según los datos que aporta el grupo en su web, 2.128 millones de euros y está presente en 40 países. La compañía, además de en el sector de la construcción, está metida en el negocio concesional de autopistas, líneas de transmisión y energía solar fotovoltaica.

Antonio Hernández Mancha

La salida de Hernández Mancha no se produce en el mejor momento del grupo de Luis Delso. El pasado año registró 42 millones de pérdidas(frente a los 2,6 millones perdidos en 2013) y acumulaba un pasivo total de 4.576,8 millones.

Para saber más de Antonio Hernández Mancha leer vozpopuli.com

Antonio Hernández Mancha

Antonio Hernández Mancha

El ascenso de Antonio Hernández Mancha a la presidencia de Alianza Popular fue breve, pero intenso. A los pocos meses de erigirse como líder del partido que más tarde se convertiría en Partido Popular, presentó una moción de censura en 1987 contra Felipe González que, aunque conocía de antemano que perdería, sirvió para terminar de desgastar a Adolfo Suárez. Al no contar con acta de diputado en el Congreso, Antonio Hernández Mancha tuvo en la moción la oportunidad de debatir en el Hemiciclo abriendo una nueva etapa política no solo en su partido, sino también en España.

Antonio Hernández Mancha

Alianza Popular se proclamó definitivamente como la oposición firme a González tras lograr desgastar a Suárez y dejó el camino allanado para los éxitos autonómicos, y más tarde nacionales, que cosecharía el partido.

Antonio Hernández Mancha

La etapa de Antonio Hernández Mancha apenas duró dos años, pero su legado continúa vivo. Fue un hombre de partido, de España, que tras perder una moción de censura decidió echarse a un lado y retirarse de la política con el trabajo hecho de terminar de doblegar a Suárez.

Antonio Hernández Mancha

El reciente debate de censura me obliga a salir a la palestra y aclarar cuestiones de las que nunca he querido hablar, pero que la renovada actualidad de mi nombre exige romper tópicos que no por repetidos se deban convertir en la realidad. Yo fui elegido presidente de mi partido en un congreso democrático por amplia mayoría ?no “a la búlgara”? y no fui nunca designado por el “dedo” de Fraga ni por el de nadie. Competí limpiamente con Herrero de Miñón y le vencí. Fraga sí distinguió con su dedo a algunas personas en Alianza Popular. Estos fueron: Verstrynge, el “delfín de Fraga”; Miguel Herrero, heredero abintestato de Fraga cuando éste renunció a la presidencia; y José María Aznar, “ni tutelas ni tutías”. Hoy están: el primero con Podemos, el segundo con los nacionalistas catalanes y vascos y el tercero con Ciudadanos. Yo, en el PP.

Antonio Hernández Mancha

Al renunciar Fraga, tras el fracaso de las elecciones al Parlamento vasco de diciembre de 1986 quedó al frente del partido Herrero. AP decide que la sustitución de Fraga no se puede hacer así y hay un congreso en febrero de 1987 que me elige a mí y no a Miguel.

Antonio Hernández Mancha

Sin tiempo para reponerme de la sorpresa de verme al frente del partido, ante el reto de unas elecciones que teníamos que afrontar el 10 de junio 1987; y con una deuda de unos 7.000 millones de pesetas, sin posibilidad de que nos reabrieran el crédito los bancos, ya que Fraga había pignorado todos los activos a favor de las Cajas de Ahorro en lo que aquellos vieron un fraude de acreedores.

Antonio Hernández Mancha

Eran los tiempos en que Telefónica me cortaba dieciséis líneas por falta de pago, Mon del Rio ?mi tesorero? me recordaba lo de Napoleón y los dineros para ganar la guerra, y Manuel Valls me insistía en la restitución a los bancos como condición para reabrirnos el crédito que, por orden expresa de don Emilio Botín, el abuelo de Ana Patricia, se le había cerrado herméticamente a AP. Con todos estos hándicaps, yo solo disponía de tres meses para “romper el techo de Fraga” y para evitar que ante la orfandad dejada por él la España no socialista sucumbiera a la tentación del “voto útil” a favor de Suárez, hecho que vaticinaban todas las encuestas, y que ya había sucedido en las primeras elecciones cuando el miedo a otra guerra civil y al poder de la izquierdas atenazaba las conciencias de los votantes.

Antonio Hernández Mancha

Mi adversario de este modo no era González, aunque pudiera parecerlo, sino Suárez, al que la derecha más progre le agradecía la Transición y la más conservadora, la camisa azul como último secretario general del Movimiento Nacional franquista. Puse la moción de censura a sabiendas de que no podía prosperar porque no tenía otra alternativa. La puse y la defendí sin tiempo de prepararla y, aunque perdí contra Felipe, la gané contra Adolfo que, aunque amigo, me quitaba los votos. Desde mi moción de censura él no volvió a levantar cabeza con el CDS y no hubo el sorpasso que anunciaba la prensa. AP conmigo mantuvo el liderazgo de la oposición.

Antonio Hernández Mancha

Pero buena o mala, gracias a mi moción de censura y al “votar Suárez es votar PSOE” le quité a éste la mayoría absoluta en Valencia y en Madrid, abriendo brecha en el “no pasarán” que tanto gusta a la izquierda. Les quité los gobiernos de La Rioja y Cantabria. Y, lo que fue más importante, el gobierno de Castilla y León a favor de Aznar, al que ayudé intensamente en la campaña, después de haberle impuesto como candidato frente a la opinión de Fraga, a quien los poderes fácticos habían convencido de que era mejor candidato Martín Villa, bajo el argumento de que “Aznar no tenía carisma”.

Antonio Hernández Mancha

Pocas guerras se ganan en una sola batalla. Mi primera gran batalla fue la de 1987 gracias a la cual se pudo conseguir, nueve años más tarde, la primera Presidencia del Gobierno. Lo demás es conocido por todos, tenemos a Rajoy y podemos dormir tranquilos.

Antonio Hernández Mancha

Por último, tengo la impresión que Pablo Iglesias, el mejor parlamentario de la izquierda española en muchos años, ha intentado una estrategia como la mía pero con desigual resultado. Su objetivo no era Rajoy sino Susana Díaz. Sin embargo, en mitad de la procesión le cambian el Santo y cunde el desconcierto: amaga con retirarla, suplica a Pedro Sánchez que él ponga una a lo que éste inteligentemente se niega? Y ante la disyuntiva de una retirada táctica con graves contraindicaciones, decide sostenerla y no enmendarla. Repitiendo el discurso de la portavoz, lanza una retahíla de exabruptos e improperios contra el Gobierno dejando claro que le sobran insultos y le faltan contenidos, para terminar suplicando humildemente un pacto a los socialistas.

Antonio Hernández Mancha

Y esto sí es un verdadero fracaso porque para denostar y zaherir, resulta siempre más eficaz y convincente una mujer como Irene Montero que, a ratos, me hizo recordar algunos discursos de “Pasionaria”.

Para saber más de Antonio Hernández Mancha leer finanzas.com

Antonio Hernandez Mancha

Antonio Hernandez Mancha

Ochocientos aficionados albaceteños animarán este domingo al CB La Roda ante el CB Granada durante la final de la Copa LEB Plata que se disputará en la ciudad andaluza

Antonio Hernandez Mancha

Además de por sus famosos y exquisitos «miguelitos», a La Roda se la empieza a conocer en España por su temible equipo de baloncesto. Este domingo, en Granada, la ciudad albaceteña (16.000 habitantes) tendrá la cita más importante de su historia deportiva. El Fundación Globalcaja Club Baloncesto La Roda se jugará el título nacional de la Copa LEB Plata frente al Covirán CB Granada. El partido enfrentará a los dos primeros clasificados al final de la primera vuelta de una competición que, en España, es la tercera más importante tras la ACB y la LEB Oro.

Antonio Hernandez Mancha

El encuentro comenzará a las 12:30 en el palacio de los Deportes. El pronóstico es incierto, ya que ambos equipos llegan a esta final en un gran estado de forma, aunque el Covirán Granada tiene dos factores favorables: la pista y su experiencia, ya que los granadinos llegaron a militar en la ACB durante nueve temporadas.

Antonio Hernandez Mancha

Ambiente de euforia

Antonio Hernandez Mancha

«Hay una gran ilusión en toda la ciudad por este partido; de hecho, serán unas 800 personas las que se desplazarán hasta Granada para animar al equipo», afirma Diego Berruga, coordinador de la escuela de baloncesto y directivo de la entidad rodense. «Se palpa un ambiente de una euforia contenida para este encuentro histórico para el club, pero no hay que olvidar que somos unos recién llegados a la LEB Plata. Tenemos 300 socios y seguimos creciendo», recuerda.

Antonio Hernandez Mancha

Sobre la posibilidad de que se pueda conseguir el ascenso a LEB Oro al final de la temporada, Berruga aclara que «asciende el primer clasificado, que ahora mismo somos nosotros, y luego los ochos siguientes mejores en la tabla juegan un play-off para la otra plaza». «En el hipotético caso de que consiguiéramos el ascenso, habría que estudiar con calma los costes económicos que ello deriva, pero pienso que los podemos asimilar», vaticina. El CB La Roda tiene el patrocinio de la Fundación Globalcaja y la Universidad de Castilla La Mancha, además de una empresa, Pinturas Jafep.

Antonio Hernandez Mancha

Alejandro González, el entrenador, tendrá a su disposición a todo un equipazo: Arturo Fernández, José Antonio Blázquez, Norman Rey, Carlos Noguerol, José Luis González, Javier Hernández, Jairo Fernández, Manuel Mije, y el junior Antonio Jesús Boyero. Además, el inglés Jamell Anderson, los americanos Tanner Samson y D’Angelo Hayley, y Placide Nakydjim que es natural de El Chad. «Los extranjeros son la atracción de La Roda —explica Berruga—, la gente los quieren mucho, ya que son amables y educados. Se fotografían a menudo con ellos y les piden autógrafos, pues los consideran sus héroes». Pues eso, el CB La Roda, a conseguir una proeza.

Para saber más de Antonio Hernandez Mancha leer abc.es

Antonio Hernandez Mancha

Antonio Hernandez Mancha

La cruz de la moneda, en lo que a la utilidad de las mociones de censura se refiere, la escenificó Antonio Hernández Mancha (AP) el 23 de marzo de 1987. Sin posibilidades de ganar a un Felipe González que había logrado una cómoda segunda mayoría absoluta electoral tan solo un año antes, su intentona por ocupar el sillón del presidente socialista naufragó desde el comienzo. Con el CDS del renacido Adolfo Suárez pisándole los talones desde el flanco de la derecha, solo cosechó el apoyo de 67 diputados. La jugada de Hernández Mancha fue más efectista que efectiva, ya que utilizó la moción de censura para darse a conocer cuando ni siquiera tenía escaño en el Congreso. No obtuvo resultado positivo alguno y, lo que es peor, su imagen no salió fortalecida, sino todo lo contrario.

Antonio Hernandez Mancha

La votación, que se llevó a cabo el lunes 30 de marzo, arrojó un claro resultado de tan solo 67 a favor (AP y Unión Valenciana), 195 en contra (PSOE, Izquierda Unida, PNV, EE) y 70 abstenciones (CDS, CIU, PDP, PL, PAR, AIC y CG). Distintas crónicas aseguraron que Hernández Mancha se había disparado “un tiro en el pie”, aunque dos de los principales motivos para la presentación de la moción fueran precisamente darse a conocer al público aprovechando la conflictividad social que se vivía en la época y desgastar de paso al Gobierno socialista. Al final, no consiguió ni lo uno ni lo otro.

Entre los diputados de aquella legislatura se encontraba Iñaki Anasagasti, del PNV. La posición inicial de los jeltzales iba a ser la abstención, pero terminaron pasándose al bando del no, incluso tras conocer los derroteros de la moción de censura de AP en una reunión celebrada en Burgos. El motivo es que comprobaron la “inconsistencia” de la propuesta de un Hernández Mancha “sin las tablas parlamentarias suficientes”, recuerda Anasagasti, y que pasaba por ser “un tipo moderno de la época, que había tocado la batería en un grupo musical. No era la imagen de Manuel Fraga, del ministro de Franco, y politizado en exceso”. La visión de Hernández Mancha sobre el reparto del poder territorial fue otro de los trampolines que hizo que los jeltzales pasaran a la negativa.

Para saber más de Antonio Hernandez Mancha leer deia.com

Antonio Hernández Mancha

Antonio Hernández Mancha

Antonio Hernández Mancha, presidente de AP, será el candidato a la presidencia del Gobierno por su partido en la moción de censara que presentó ayer tarde contra el Ejecutivo socialista, iniciativa que decidió la ejecutiva de Alianza Popular “ante el fracaso de su gestión, el deterioro general de la situación por la que atraviesa el país y la incapacidad del Gobierno para afrontarlo”. El propio Antonio Hernández Mancha, que logrará ahora el cuerpo a cuerpo con Felipe González que no le fue posible durante el debate del estado de la nación, por no ser diputado, acudió ayer al Congreso para formalizar la presentación de la moción.

Antonio Hernández Mancha

El vicepresidente de AP, Abel Matutes, no conocía la intención de su presidente de hacer efectiva ayer la presentación de esta moción según narraron de forma coincidente distintos miembros de la ejecutiva aliancista. Abel Matutes se incorporó a la reunión de la ejecutiva tres cuartos de hora después de que hubiera comenzado y quiso intervenir para hacer una exposición general sobre la forma y el momento en que debía presentarse la moción. Inmediatamente le sacaron de su error informándole de que la decisión de tomar la iniciativa ya se había adoptado. No obstante, una vez transcurridos unos segundos, Matutes se mostró plenamente de acuerdo con esta iniciativa. Antonio Hernández Mancha calificó su propuesta de “decisión trascendental”, y rechazó la idea de que esta iniciativa, junto con el alejamiento de Manuel Fraga al Parlamento Europeo, suponga un intento de consolidar su imagen como líder indiscutible de la derecha conservadora.

Antonio Hernández Mancha

El nuevo equipo dirigente de AP ha tomado, en menos de dos meses, una decisión que Manuel Fraga acarició durante los pasados cuatro años, pero que no llegó a consumarse. La comisión permanente de AP decidió en la mafíana de ayer trasladar al comité ejecutivo la decisión, larvada durante la pasada semana, de presentar una moción de censura contra el Gobierno socialista. Esta decisión, según Antonio Hernández Mancha, fue adoptada por unanimidad. Entre los firmantes de la moción figura el diputado Manuel Fraga. El encargado de presentarla ante el Pleno del Congreso será el portavoz del grupo parlamentario, Juan Ramón Calero. Posteriormente, el candidato a la presidencia, Antonio Hernández Mancha, defénderá su programa alternativo.

Antonio Hernández Mancha

Responsables del PDP y del CDS que llegaron anoche al Congreso, tras la conferencia de prensa de Antonio Hernández Mancha, manifestaron qué sus respecúvos grupos decidirían hoy si prestarán su apoyo o no al candidato. Al margen de estas declaraciones, en conversación privada, aseguraban que de ninguna forma el nuevo líder de AP es su candidato a presidente del Gobierno. “Me da la risa floja”, comentó un dirigente del PDP.

Antonio Hernández Mancha

“No tengo miedo a nada”

Antonio Hernández Mancha

El nuevo presidente de AP se mostró lacónico en la mayoría de las respuestas que dio a los informadores. Al interrogante de si ha contado con el apoyo de algún grupo, manifestó: “Sí, con AP”. Una y otra vez negó Antonio Hernández Mancha que las próximas eleccíones municipales sean el motivo de esta acción. Mancha dijo no tener miedo a las consecuencias que pueda tener para su partido que el presidente del Gobierno, Felipe González, pueda derrotarle dialécticamente: “No tenemos miedo a nada, cumplimos un deber y mi obligación es desgastarme al servicio de los intereses generales”.

Antonio Hernández Mancha

Según Antonio Hernández Mancha, la conflictividad social que vive el país desde las últimas semanas ha dado pie a AP para presentar la moción. “En los últimos meses se ha producido la prueba del fracaso del socialismo español. Ahora se da una gravedad que no había hace un año”, explicó el líder aliancista.

Antonio Hernández Mancha

El portavoz de Coalición Popular, Juan Ramón Calero, será el responsable de presentar la moción, que se celebrará previsiblemente el próximo lunes, según el acuerdo que hoy adopte la Mesa del Congreso.

Antonio Hernández Mancha

Calero justificará la moción ante “el deficiente funcionamien to de los servicios del Estado”, la “ineficaz gestión económica”, la “ineficacia de la Administración”, la “errática política exterior de Defensa”, la actitud “intervencionista” del Estado y, por último, la ausencia de cauces de diálogo entre la sociedad y las instituciones, según las seis razones que se incluyen en la exposición de motivos del escrito de censura presentado ayer.

Antonio Hernández Mancha

Antonio Hernández Mancha, que compareció ante los medíos de comunicación durante unos minutos, manifestando previamente que tenía mucha prisa -compareció poco después, en directo, en televisión-, provocó la hilaridad entre los asistentes en varias ocasiones por el tono de sus respuestas. Ante la pregunta de si tenía pensada la formación de su hipotético Gobierno, acudió, en varias ocasiones a los monosílabos: “Sí”. Media hora después de presentada la moción, dirigentes de AP filtraron un folio apócrifo con la lista de su Gobierno.

Para saber más de Antonio Hernández Mancha leer elpais.com